Permanecer y Testificar

Permanecer y Testificar

1 Juan 4:13-15

13 En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu. 14 Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo. 15 Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios.

El misterio de la Trinidad. Un maravilloso tesoro que revela la esencia de Dios. Aquí vemos en acción a Dios en las tres personas que lo componen. El Padre que ha enviado al Hijo para salvar al mundo y el Hijo que nos ha dado su Espíritu para que permanezcamos en él. Y ahora con su Espíritu Santo, nosotros podemos y necesitamos dar testimonio de su obra redentora.

Podemos ver en esta dinámica, que el plan de nuestro Dios ha sido desde la eternidad el que nosotros permanezcamos en él y él en nosotros. Somos importantes para nuestro Dios y él ha hecho lo necesario para que esto sea una realidad. Para nuestro Dios es más importante que permanezcamos en él a cualquier otra cosa. Todos sus esfuerzos no han sido tanto por nuestra comodidad o nuestra estabilidad económica y emocional, las cuales tanto nos importan la mayor parte del tiempo.

Todos sus esfuerzos han sido para que podamos estar cerca, amantes de su presencia, frecuentes de sus palabras. Todo su plan se ha trazado para que sus hijos no se despeguen de él, para que sus hijos llenos de su espíritu no hagan algo diferente a hablar de él, de su obra salvadora. La actividad primordial de un hijo de Dios es hablar del Hijo de Dios. A eso fue enviado su Espíritu, a testificar cómo consecuencia natural de que estamos en él y él en nosotros.

Escucha este devocional en Dinámika Radio

Sigue la cuenta en Instagram @citadiariaconjesus

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Escríbenos a Whatsapp
Hola 👋
¿Quieres solicitar una canción o enviar un mensaje?