Teme a Dios

Teme a Dios

2 Timoteo 1:7

7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Si Timoteo era un hombre tímido y temeroso de usar sus dones, no podemos concluirlo con las referencias que hace el texto bíblico de él. Pero lo que sí podemos concluir es que el apóstol a través de la formación que le da a Timoteo, nos regala consejos muy valiosos para seguir madurando como creyentes.

Hemos estado meditando en la obra formadora del Espíritu Santo en nuestras vidas y no podemos dejar pasar su especial intervención en nuestras vidas en esta área llamada “miedo”. ¿A qué le temes? ¿Qué te paraliza? ¿Qué detiene tu avance? Todos enfrentamos situaciones atemorizantes.

Algunos temen hablar en público, otros temen las confrontaciones, otros temen al ridículo, otros a ser rechazados, otros a la soledad. Definitivamente es algo con lo que tenemos que lidiar a diario. Algunos temores son conscientes y otros nos gobiernan desde las sombras y no los hemos detectado. Pero debemos tener algo muy claro hoy. Ninguno de estos miedos tiene que ver con la obra de Dios. Dios no los ha puesto y no los quiere para nosotros. Dios nos quiere sanar de todos esos traumas del pasado para que le podamos servir con libertad.

Dios quiere darnos una mente tranquila y equilibrada que tome buenas decisiones y sepa regularse en sus comportamientos, una mente que no tema lo que el mundo teme, sino que tema reverentemente a su Dios. Una mente que entienda que ha sido dotada con un poder especial, no para controlar o someter a los demás, sino para servirlos, amarlos y dar la vida en favor de ellos.

Escucha este devocional en Dinámika Radio

Sigue la cuenta en Instagram @citadiariaconjesus

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Escríbenos a Whatsapp
Hola 👋
¿Quieres solicitar una canción o enviar un mensaje?